viernes, 8 de julio de 2011

Poema

Por Juan Pablo Plata

Aterrizando.

Veo alucinaciones hacia cada destino:
Batallones de soldados y detrás su enemigo.

Estoy aterrizando en picada,
Francis Picabia me espera abajo, con una red rota,
Parado sobre una pista de concreto reforzada.
Cuando aterrice vamos a fundar una revista.
Una revista bien hecha, no como La Movida Literaria.

1 comentario:

Los Mártires también son Héroes dijo...

Comentario de un mero aficionado.

El surgimiento de los Tics, generó una utopía, una especie de sueño postmodernista que fue involucrando, a mediados de los noventa, todas las crisálidas de escritores en un proyecto imposible: hacer del libro "algo más".
El libro como tecnología ya es en sumo grado un artefacto novedoso que siempre hará posible el asombro, sin embargo las nuevas tecnologías y ese enmarañado sueño heredado de la ficción de los setenta hizo que la hibridación fuera asunto de pensar.
Ahora las universidades exigen que todo texto sea un metatexto y que a su vez sea polifónico, pero lo más descabellado es que exigen construir un libro con todos los recursos posibles.
Así y no de otra manera los estudiantes se sacrifican construyendo quimeras, mamotretos de nada, mixturas que terminan agobiando, en fin, entregan simples artilugios que divierten como lo hace un juego de X-box hasta que se da el cansancio sin memoria y sin esa entraña inolvidable que solo un buen libro a veces puede dejar.
Otro caso es el de aquellos orates que desesperados invitan a copular a sus creaciones con la hipertextualidad y lo virtual. esta quijotesca galería alcanza proporciones titánicas en la red con páginas que van desde un libro leído hasta un libro hecho otra cosa, es más, hoy por hoy se venden los audio libros, los libros objeto y hasta el libro 3d o realidad virtual.

De estos ejercicios tenemos noticia casi desde finales de los setenta con la holopoesía, la poesía objetal y otros objetos máquinas que también soñaron escritores como Wells, Bradbury o Dick.
Me ha conmovido tu intento por elucubrar algo que medite acerca de estas presencias, sin embargo, decir que esto es nuevo, creo que es peligroso.
Desde hace muchos siglos, la idea andaba rondando por ciertas cabezas: Apollinare hace lujo de su pericia y convierte la literatura en objeto, poemas que no solamente se leen sino se ven; en la antigua China el Haikú no era un poema, ¡era un acontecimiento!
Con esta definición me basta y me sobra y podemos decir que "Último round", es la traza correcta del primer blog escrito en latinoamérica.
la cuestión para mi, fenómeno que inicias con Vila-Matas, que se dio en Bolaño, que se da en Auster y que de una u otra forma configura la literatura de Volpi, Fresan, Benet o Pitol se encuentra en su carácter no de mortero, sino de blog-ensayo. Son hijos de Musil y Broch, herederos de su estilo y su técnica. La nueva literatura es la literatura del escritor que piensa lo que escribe y en esa medida la trama solo está circunscrita al oficio de escritor.
No es polifonica, es monologante, la versatilidad intergenérica o intradiegética se da gracias a la dialéctica que la conciencia monologante del escritor afirma y logra en su escritura misma.
Citar aquí o allá, promover la reflexión ensayística o el cronotopo literario desde un personaje literario ya dado, ya sólo posible en otra escritura, es de hecho la divisa con la que juega la mente lectora.
Creo que solo puede existir en estos momentos esa configuración más o menos cercana a lo que intentan los escritores hoy en día.
Kundera en el arte de la novela lo profetizó de alguna manera, Zavala y Alfonso reyes también, quizás este sea el único grado existente que pueda darse desde lo que sería tu "mortara", el resto, esos ejemplos majestuosos de la media y la superior son juegos que siempre han existido que buscan de alguna forma complementar el gozo lector, alivianarlo o dilatarlo. Te dejo un enlace a un escrito que realicé hace algunos meses sobre este asunto, cuando también me encontré con las lecturas de Vila-matas. Espero que encuentres allí algo tan enriquecedor como lo que encontré en tu escrito.
Un gran abrazo.