Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2015

Puntera (Fragmento de novela)

Por Juan Pablo Plata
Una muchacha rarísima llamada Filpa o más bien apodada así creía Montalvo Araz, lo había visitado en su oficina el viernes a la última hora de la tarde. Era una microbióloga desesperada que había ido a su oficina para consultarle si podía ponerse al frente de un asunto penal por tráfico de drogas a favor de un amigo suyo llamado o ¿con el sobrenombre Chili? La muchacha también le había preguntado por métodos y conocidos útiles para sacar de manera clandestina dos grandes sumas de dinero de propiedad de ella y del Chili hacia un paraíso fiscal o hacia donde fuera. A lo primero, Araz había aceptado sin reparos y se había puesto a trabajar enseguida escribiendo en su computador un requerimiento al despacho judicial donde reposaba el caso. Para lo otro había pedido un tiempo para averiguar con abogados y corredores de divisas torcidos que se le midieran al encargo, esto, a pesar de tener muchas conexiones a mano, pero quería hacerse valer ante una morena tan atractiva…

De música pesada

Por Juan Pablo Plata

-Para que lo busque a uno la INTERPOL hay que ser un cabrón, un hijueputa, una caspa –dijo el vocalista.
-Ni tanto. Ahora todos intercambiamos música y libros por internet, entonces era pen pal, amigo por cartas y envíos por correo. Él pirateó mucha música, prensó mucho, mucho e hizo la revista esa y rumoran fundó sucursal de la iglesia satánica.
-Si era marica y se suicidó, no me importa. Me quedo con la música de las bandas en que tocó batería- dijo Chava con suficiencia.
-Eso, te voy a poner una canción de entonces...de Masacre, puro Death-susurró el cantante y alzó una mano con el puño cerrado.
Coco y Chava oían en los noventa Los piratas del aire 88.3 FM, única emisora roquera e ilegal en la aburrición de ese pueblo. La transmisión fue interrumpida varias veces por la policía, después ya se aburrieron y no volvieron a molestar. Ambos preferían, sobre cualquier género literario, las novelas con epígrafes de rock y creían en las coincidencias, en las señales d…