viernes, 21 de enero de 2011

Poesía

Leyendo la revista Cuadernos de Literatura V.14, No. 27, Enero- Junio de 2010. (De la Universidad Javeriana de Bogotá) encontré dos poemas que me causaron gran emoción, de dos poetas desconocidos para mí hasta ahora: Solo de Alberto Ángel Montoya y un poema inédito del payanés Alberto Mosquera . Pongo los poemas abajo.
Mientras leía hace un mes Últimos tragos de Graham Swift, lo leído se me volvió vida cuando una vendedora de servicios funerarios me ofreció su mejor repertorio y me dejó su tarjeta de negocios. Todo fue simultáneo, al personaje de la novela le ofrecían cremación y entierro tal y tal, y a mí me interrumpían la lectura para la mismo.

SOLO.

Por Alberto Ángel Montoya.

A doña Enriqueta Montoya de Ángel. In Memoriam. 1938.

I

SOLO como el silencio de una vasta llanura
por donde nadie pasa.
Como el reflejo rojo
que después de la lumbre postrera y ya en la noche,
por un raro espejismo tiembla aún en el pozo.
Solo como el misántropo a quien le mata el frío
del invierno su perro. Como aquel sordo
que entra en las catedrales y mirándose a solas
comienza de rodillas su ruego silencioso,
en tanto que se escuchan sonoramente bellas
y unánimes, las voces del órgano y los coros.
Solo como yo mismo. Y yo no sé de nadie
que como yo en el mundo haya estado tan solo.
Hoy me he quedado solo. Humanamente solo.


Por Alberto Mosquera.

(En Datos biográficos de Alberto Mosquera. Manuscrito inédito, sin fecha).

Todo lo ya vivido está olvidado
todo lo conseguido ya perdido
todo lo bien amado, ya no amado
y todo lo perdido conseguido.

Vive el presente de lo ya pasado
Y existe muerto lo que fue vivido.
Era un soneto y como estoy jalado
en dos cuartetos me quedé jodido.

No hay comentarios.: