Ir al contenido principal

Bariz Naranza


BARIZ NARANZA

Disponible en www.amazon.com/dp/B0776JPMJJ  Amazon en todo el  mundo con el programa de lectura Kindle o el dispositivo homónimo. 

CUENTOS

MANOLO GÓMEZ MOSQUERA


SILVER EDITIONS 2017


Libro enriquecido con audio e imágenes.

El Bariz Naranza es un cocktail de indiferencias, es un caos cotidiano tomado en copas de ternura. Es la metáfora de un barco cargado de dieciséis cuentos donde el ritmo y la palabra preparan un motín. Es el vértigo leído, calma si se siente y angustia si se piensa.

Manolo Gómez Mosquera.


¡Manolo Gómez Mosquera! El autor de ese libro-Bariz Naranza-órfico y maravilloso.

Giovanni Quessep.


Tercera edición del legendario libro Bariz Naranza, pero la primera digital. Lleva los 13 cuentos de las ediciones pasadas y dos nuevos, además de un enriquecimiento multimedia. Hay juegos de palabras, iteraciones, hipérbatos y muchos juegos posibles con la palabra en Bariz Naranza. Es un libro que fue adaptado muchas veces para ser contado por juglares en universidades y ágoras públicas; para ser dicho cuento a cuento en voz alta a otros. Esas palabras inventadas y saltos de volatinero con el lenguaje, marca distintiva de Manolo, van acompañados de historias de hombres y mujeres soslayados por el mundo y sus privilegios. La sinestesia, las parafilias, las compulsiones, los vicios, la alegría y la universidad de la calle componen historias de un conjunto de cuentos únicos y raros en el panorama hispano. Únicos y raros como virtud, no como otra cosa. Podríamos señalar influencias, similitudes y guiños a autores y libros de cuentos, pero preferimos dejar que la voz de Manolo haga estas declaraciones.
Sabemos por Manolo que de un bar naranja, una casa, una comuna artística (Sobre todo de video realizadores) que hubo en Popayán, Cauca, Colombia, a comienzos del siglo XXI (Donde mucho sonó Manu Chao) quedó este libro de cuentos que Silver Editions se place en presentar en su tercera edición.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

La poesía afrocolombiana

(Texto extraído del Almanaque Mundial (1977), Editorial América. Suplemento Colombia. Fiel reproducción del texto).

Es Colombia uno de los sitios del continente donde queda una preocupación, en los días que corren, por mantener viva la poesía negra. Es Candelario Obeso, colombiano del lejano siglo pasado, al que muestran sus compatriotas como iniciador de tal poesía en América. El aserto es negado por muchos.

De todos modos, en Candelario Obeso se encuentra tal preocupación por el negro, tal humanidad ante sus sufrimientos, que no hay duda de que el vate colombiano fue el pionero en llevar a la poesía del continente una labor de rescate que sólo ahora empieza a vislumbrarse, a pesar del auge que ha tenido en los últimos tiempos la moda afro.

Candelario Obeso, hombre de gran cultura, se percató pronto de la forma peculiar de hablar del negro –la que aún se usa en el Chocó y hasta en muchos lugares de la costa colombiana- y la llevó a sus composiciones.

Muerto este prohombre, viene el sile…

Reseña: El olvido que seremos.

El olvido que seremos Héctor Abad Faciolince Bogota: Planeta, 2009, 274 p. 20ª edición.
Por Juan Pablo Plata
Elogiado por grandes figuras como el peruano Mario Vargas Llosa y los españoles Rosa Montero, Fernando Savater y Enrique Vila-Matas, este libro híbrido entre ficción y no ficción, entre novela y memorias, no cae en la hagiografía ni en la mejora de la historia del padre, antes bien, con llaneza en el lenguaje, sin dejar de ser poético, la voz narrativa y el autor nos cuentan su historia mínima con pequeños brotes emotivos que permiten ver los defectos y virtudes de los otros, esto es, del médico y profesor universitario Héctor Abad Gómez (autor de Manual de tolerancia), caído de manera violenta por manos de los paramilitares el 25 de agosto de 1987.
Es una historia que ha probado ser a su antojo la historia colombiana condensada en una familia y en la vida del progenitor del columnista y asesor editorial del diario El Espectador, el señor Héctor Abad Faciolince. La historia tam…

Arqueo de los días Por Juan Pablo Plata Prólogo de Juan David Ochoa

PRÓLOGO
Juan David Ochoa*
La virtud de la No Ficción suele consistir en la gracia de hacer que la descripción de lo real no resulte tan regular y tediosa como la continuidad de un día vigilado por el minutero del juicio. A los personajes tratados, reales en el mundo y justificados por un certificado posfechado de existencia incuestionable, se les exige tener algo más que un hito en sus espaldas, algo más que un alias merecido entre el idealismo de los suburbios, o algo superior a su propia obviedad. El lector, aunque no lo dimensione o lo afirme, espera una especie de transfiguración lírica o una atmósfera alterna que le parta la costumbre y lo haga temblar entre las licencias del juego.