Ir al contenido principal

Espacio Odeón y los últimos días de la exposición Lucerna de Oscar Santillán en Bogotá

Por Juan Pablo Plata

The Manifesto of Goodness from Oscar Santillan on Vimeo.



En lo que era un lugar lacrado, olvidado y usado como parqueadero y modelo de la indolencia con el patrimonio inmobiliario; en lo que fue antes el Teatro Odeón (Fundado en 1941 y tuvo pista de patinaje) y sede del Teatro Popular de Bogotá (TPB) y la sede del teatro El Búho -Según Sandro Romero Rey, uno de los espacios clave en el forjamiento del teatro colombiano moderno- , en la dirección Carrera 5 #12 C -85, en Bogotá, Colombia, ahí, cuatro quijotas, María Fernanda Currea, Tatiana Rais, Vanessa Adatto (excelente guía de Odeón) y Juliana Steiner abrieron Espacio Odeón y la Fundación Teatro Odeón. Una galería y centro cultural cuyas actividades futuras incluirán teatro, música y exposiciones de arte en varios formatos y la segunda edición de la Feria de Arte Contemporáneo entre el 19 y 23 de octubre de 2012, paralela a ARTBO.

Daybreak
Daybrake. Oscar Santillán.  Pintura removida de la pared  y reorganizada en el piso.
Cascade
(Interior de Espacio Odeón y proyección de Cascade – Cascada de Oscar Santillán)
En la actualidad, Espacio Odeón acoge entre sus paredes saneadas la exposición individual Lucerna del artista ecuatoriano Oscar Santillán hasta el próximo 7 de julio.  Sus trabajos ponen al espectador a decidir si debe creer en el relato sobre el proceso de realización de las obras: ¿Podemos creer que Oscar se hizo inyectar sus testículos con pigmentos vegetales para después masturbarse y tomar un foto de su semen colorido (Semen de Color I y Color semen II Ambas impresiones fotográficas metalizadas de 100 X 150 cm)?, ¿qué hay de verdad en la obra de arte de acción por la que fue al campo y ordeñó una vaca, mantuvo en su boca un buche de leche y lo llevó hacia el pueblo más cercano donde alimentó a un gato desde su boca (El Manifiesto de la Bondad. Perfomance. Proyección de diapositivas)?, ¿pudo encerrar un pedacito de nube en un poliedro de mármol por medio de una aspiradora (Nube. Escultura 20 X 20 X 20)?
Santillán, de tan solo 32 años, hace arte autorreflexivo, incisivo y humorístico.
Los invito a visitar Espacio Odeón al que le auguro lo mejor.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La poesía afrocolombiana

(Texto extraído del Almanaque Mundial (1977), Editorial América. Suplemento Colombia. Fiel reproducción del texto).

Es Colombia uno de los sitios del continente donde queda una preocupación, en los días que corren, por mantener viva la poesía negra. Es Candelario Obeso, colombiano del lejano siglo pasado, al que muestran sus compatriotas como iniciador de tal poesía en América. El aserto es negado por muchos.

De todos modos, en Candelario Obeso se encuentra tal preocupación por el negro, tal humanidad ante sus sufrimientos, que no hay duda de que el vate colombiano fue el pionero en llevar a la poesía del continente una labor de rescate que sólo ahora empieza a vislumbrarse, a pesar del auge que ha tenido en los últimos tiempos la moda afro.

Candelario Obeso, hombre de gran cultura, se percató pronto de la forma peculiar de hablar del negro –la que aún se usa en el Chocó y hasta en muchos lugares de la costa colombiana- y la llevó a sus composiciones.

Muerto este prohombre, viene el sile…

Reseña: El olvido que seremos.

El olvido que seremos Héctor Abad Faciolince Bogota: Planeta, 2009, 274 p. 20ª edición.
Por Juan Pablo Plata
Elogiado por grandes figuras como el peruano Mario Vargas Llosa y los españoles Rosa Montero, Fernando Savater y Enrique Vila-Matas, este libro híbrido entre ficción y no ficción, entre novela y memorias, no cae en la hagiografía ni en la mejora de la historia del padre, antes bien, con llaneza en el lenguaje, sin dejar de ser poético, la voz narrativa y el autor nos cuentan su historia mínima con pequeños brotes emotivos que permiten ver los defectos y virtudes de los otros, esto es, del médico y profesor universitario Héctor Abad Gómez (autor de Manual de tolerancia), caído de manera violenta por manos de los paramilitares el 25 de agosto de 1987.
Es una historia que ha probado ser a su antojo la historia colombiana condensada en una familia y en la vida del progenitor del columnista y asesor editorial del diario El Espectador, el señor Héctor Abad Faciolince. La historia tam…

Vila-Matas en Bogotá.

Charla completa. 

Presione Play

 para oír las grabaciones. 


Para descargar presione estos botones con flecha hacia abajo. 

PARTE1.



PARTE2.















Me gustan de Robert Walser su ironía secreta y su prematura intuición de que la estupidez iba a ir avanzando ya imparable en el mundo occidental. En este sentido yo creo que él, tal vez sin saberlo, dio un paso más, facilitó a Kafka la descripción del núcleo del problema, que no es otro que la situación de absoluta imposibilidad del individuo frente a la máquina devastadora del poder.Enrique Vila-Matas. Fragmento de la novela Doctor Pasavento



Por Juan Pablo PlataEn la charla con preguntas abiertas (Universidad Nacional de Colombia. Mayo 8 de 2017) cuando le pregunté sobre esto de Walser, dijo en serio y en juego Vila-Matas, que esto sobre la estulticia en realidad había sido dicho y pensado por Gustav Flaubert. Lo que está bien si repasamos los inventarios hechos por el escritor francés