Ir al contenido principal

Hay Circo para Todos


Por Juan Pablo Plata.


(Derechos Reservados. Copyright)



Hay Circo para Todos en Bogotá y Cali (Parque del Amor - Calle 69 Av. 4N # 88), Colombia. En una carpa blanca en la Estación de la Sabana de Bogotá (Calle 13 # 18-90) presencié el 2 de noviembre de 2017 un espectáculo divertido y mágico por partida doble. Ya verán: me hicieron llorar y pasar una de las mejores tardes de 2017 y de mi vida (Sin exagerar). Recuerdo que comencé a llorar y reír cuando desde la gradería un imitador de Jaime Garzón me imprecaba sobre la forma propia que tiene el pueblo Wayú de pedir el respeto a la vida y los demás derechos de los seres humanos según lo consignado en la Constitución de Colombia en su Artículo 12 ("Nadie será sometido a desaparición forzada, a torturas ni a tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.") y a su vez traducido y entendido por esta comunidad indígena con la ayuda de Garzón como: "Nadie podrá llevar por encima de su corazón a nadie, ni hacerle mal en su persona, aunque piense y diga diferente".

Evoco también a los disfrazados de soldados colombianos saltando en catapultas, los bailarines folclóricos, Remedios, la bella, ascendiendo al cielo, payasos, volatineros de varios tipos, etc., y la ausencia de animales. Si un animal hay es Burro Loco: un cuadrúpedo rescatado del maltrato de su anterior dueño por los del circo en Bogotá y por funcionarios de la estación del tren. El animal hoy pace tranquilo alrededor del circo y no hace parte de las funciones. ¿Ya vieron?

¿Dónde está lo mágico por partida doble? Pues en que la Fundación Circo para Todos (La misma de la Escuela Nacional Circo para Todos) da oportunidades vocacionales a jóvenes en estado de vulnerabilidad social desde 1995. Así, los hombres y mujeres que vi en su función de graduación eran antes estudiantes de las varias disciplinas del arte circense que bien podrían estar ahora en la calle, pasando hambre y abandono; en la delincuencia común, en un barrio jodido o sin ningún rumbo para sus vidas o sus aspiraciones profesionales díscolas y artísticas. Esta organización en alianza con el Estado Colombiano, el ICBF y los aportes privados, ampara a jóvenes para que se formen bajo el gran toldo y después hagan parte de los espectáculos (Limbo, Soy Colombia, entre otros) o bien se vayan a otro circo o fuera del país y finalmente acaben en el futuro como profesores y líderes sociales de otros jóvenes que quieran saltar a la arena central a divertir y conmover.

Estimado lector: esté atento a las próximas funciones y si puede apoyar con recursos o lo que sea a esta fundación, tenga en la cuenta que la diosa Alegría y las existencias de estos muchachos se lo agradecerán. Quiero aquí dar gracias y felicitaciones a los miembros de la fundación (A Marisol, Gloria, los profesores cubanos ...) y a los jóvenes graduados en noviembre y a los que los antecedieron como Xiomara. Gracias por devolvernos a los asistentes de hoy y ayer la fe en la especie humana y en la capacidad de nuestros corazones para reír y llorar al mismo tiempo ante ustedes. No vayan a cerrar ese circo ni la fundación por nada. Los queremos mucho y los necesitamos con su loable y hermoso trabajo social. 
Paz para todos y para Colombia.💓

El próximo show de graduación Soy Colombia de los alumnos de 4to año tendrá entrada libre: 3:00 P.M. 16 de Diciembre de 2017. En la carpa de La Escuela Nacional Circo para Todos de Bogotá. Estación de la Sabana de Bogotá (Calle 13 # 18-90).  🎪

















Comentarios

Entradas más populares de este blog

La poesía afrocolombiana

(Texto extraído del Almanaque Mundial (1977), Editorial América. Suplemento Colombia. Fiel reproducción del texto).

Es Colombia uno de los sitios del continente donde queda una preocupación, en los días que corren, por mantener viva la poesía negra. Es Candelario Obeso, colombiano del lejano siglo pasado, al que muestran sus compatriotas como iniciador de tal poesía en América. El aserto es negado por muchos.

De todos modos, en Candelario Obeso se encuentra tal preocupación por el negro, tal humanidad ante sus sufrimientos, que no hay duda de que el vate colombiano fue el pionero en llevar a la poesía del continente una labor de rescate que sólo ahora empieza a vislumbrarse, a pesar del auge que ha tenido en los últimos tiempos la moda afro.

Candelario Obeso, hombre de gran cultura, se percató pronto de la forma peculiar de hablar del negro –la que aún se usa en el Chocó y hasta en muchos lugares de la costa colombiana- y la llevó a sus composiciones.

Muerto este prohombre, viene el sile…

Reseña: El olvido que seremos.

El olvido que seremos Héctor Abad Faciolince Bogota: Planeta, 2009, 274 p. 20ª edición.
Por Juan Pablo Plata
Elogiado por grandes figuras como el peruano Mario Vargas Llosa y los españoles Rosa Montero, Fernando Savater y Enrique Vila-Matas, este libro híbrido entre ficción y no ficción, entre novela y memorias, no cae en la hagiografía ni en la mejora de la historia del padre, antes bien, con llaneza en el lenguaje, sin dejar de ser poético, la voz narrativa y el autor nos cuentan su historia mínima con pequeños brotes emotivos que permiten ver los defectos y virtudes de los otros, esto es, del médico y profesor universitario Héctor Abad Gómez (autor de Manual de tolerancia), caído de manera violenta por manos de los paramilitares el 25 de agosto de 1987.
Es una historia que ha probado ser a su antojo la historia colombiana condensada en una familia y en la vida del progenitor del columnista y asesor editorial del diario El Espectador, el señor Héctor Abad Faciolince. La historia tam…

Vila-Matas en Bogotá.

Charla completa. 

Presione Play

 para oír las grabaciones. 


Para descargar presione estos botones con flecha hacia abajo. 

PARTE1.



PARTE2.















Me gustan de Robert Walser su ironía secreta y su prematura intuición de que la estupidez iba a ir avanzando ya imparable en el mundo occidental. En este sentido yo creo que él, tal vez sin saberlo, dio un paso más, facilitó a Kafka la descripción del núcleo del problema, que no es otro que la situación de absoluta imposibilidad del individuo frente a la máquina devastadora del poder.Enrique Vila-Matas. Fragmento de la novela Doctor Pasavento



Por Juan Pablo PlataEn la charla con preguntas abiertas (Universidad Nacional de Colombia. Mayo 8 de 2017) cuando le pregunté sobre esto de Walser, dijo en serio y en juego Vila-Matas, que esto sobre la estulticia en realidad había sido dicho y pensado por Gustav Flaubert. Lo que está bien si repasamos los inventarios hechos por el escritor francés