martes, 13 de mayo de 2008

Rescate poético

Abismos


Por Alfredo Gómez Jaime*

En un caracol marino
quise una vez escuchar
el gran rumor de las olas

Empeño vano: en su fondo
la rugiente inmesidad
no dejó ni un eco, nada;
una leyenda, ¡no más!

Luego, en un cráneo vacío
escuché sin respirar,
por sorprender el secreto
de las almas que se van.

¡Y entre su cuenca sombría
oí con medroso afán
un rumor hondo, lejano,
que me llenó de ansiedad!

*Nació en Tunja en 1878. Murió en 1949.